A 39 años de La noche de los lápices

Junto a distintas organizaciones políticas y sociales, estudiantes de distintas escuelas se movilizaron a Obras Públicas para conmemorar a las compañeras y compañeros desaparecidos durante la dictadura militar, por pelar no solo por el boleto estudiantil, sino por algo más profundo: un cambio político y social.

Los estudiantes secundarios de La Plata se organizaron en las escuelas para preparar una gran marcha y conmemorar a las víctimas de la noche de los lápices, jóvenes estudiantes secundarios que militaban por el boleto estudiantil y fueron desaparecidos, torturados y asesinados durante la dictadura militar, el 16 de septiembre de 1976.

En muchos colegios se convocaron asambleas y se realizaron charlas-debate, entre otras actividades. La movilización tuvo inicio en Plaza San Martin y concluyó en Obras Públicas con un acto en el que hablaron distintos referentes de la CUES y leyeron un documento muy entusiasmante.

“Los sometieron a las más atroces torturas, pero no lograron doblegarlos, no pudieron ocultar sus voces. Lo que jamás entendieron los genocidas es que no pueden matar a las ideas”, sostiene el documento leído por estudiantes del Albert Thomas, el Normal 1 y otras escuelas, referentes de la CUES y militantes de diversas agrupaciones políticas. Finalmente tomaron la palabra oradores de la FULP, SUTEBA y de la Multisectorial La Plata, Berisso y Ensenada. También habló durante el acto Jorge “Turco” Sobrado, ex detenido-desaparecido, hoy militante del PTS e integrante del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos.

Al finalizar el acto, en diálogo con La Izquierda Diario, Mercedes Castro, militante de la Juventud del PTS y estudiante del colegio Normal 1 aclaró que “conmemoramos a los jóvenes de la Noche de los Lápices no sólo por levantar la bandera del Boleto Estudiantil, sino también porque luchaban por un cambio político y social que no existió, ni existe. Hoy luchamos por los Derechos Humanos de ellos y también por los de aquellos que no los tienen en “democracia””.

¿Por qué en La Plata hay dos movilizaciones?

Como todos los años, en La Plata se realizan dos movilizaciones por esta causa, pero con distinto contenido político. Una es coordinada y organizada por la Coordinadora Unificada de Estudiantes Secundarios (CUES) y otra por la Unión de Estudiantes Secundarios (UES).

La UES es una organización que se identifica como kirchnerista, que pretende nada más movilizar “pasivamente” para reivindicar a los estudiantes desaparecidos, sin hacer mención a la impunidad de hoy. Por el contrario la CUES, una coordinadora independiente del gobierno y de cualquier partido de la oposición tradicional, integrada por militantes de izquierda y estudiantes independientes, plantea que el 16 de septiembre no es una fecha para conmemorar pasivamente.

Es un día de memoria viva, donde marchamos contra las fuerzas represivas, los burócratas sindicales, las cúpulas eclesiásticas y los entregadores, que fueron los aliados del “Proceso” y continúan hoy garantizando la represión y la persecución. Por ello, así como en cada 24 de marzo, en cada aniversario de la muerte de Mariano Ferreyra y de la desaparición de Jorge Julio López, decimos basta a la impunidad de ayer, pero también a la de hoy.

Este es un debate que se viene dando todos los años entre el kirchnerismo y los sectores de izquierda e independientes del gobierno y los partidos de la oposición patronal. Este año el poder de fuego del aparato represivo del Estado se ha incrementado a lo largo y ancho del país, dejando como saldo más muertes, represión e impunidad. Los casos de gatillo fácil se multiplican.

En La Plata la juventud se moviliza y exige justicia por Juan Martin Yalet, en Rosario por el joven trabajador Gerardo Escobar, Franco Casco y Jonathan Herrera, en Jujuy por Pablo GabrielOviña y Gonzalo Federico Caldero, ambos jóvenes de 16 años.

Tal como demuestran estos hechos represivos y el gatillo fácil que se cobra la vida de un pibe cada 28 horas, no hay década ganada para los jóvenes.

A diferencia de los militantes de la UES que en la marcha de la noche de los lápices, salen a festejar “el día nacional de la juventud”, la CUES sale cada año a las calles a denunciar la impunidad que se perpetúa hasta el día de hoy, al igual que los miles que saldrán este viernes 18 a exigir la aparición con vida de Jorge Julio López, desaparecido durante el gobierno K.