El contador de Báez dijo que sólo hacía “coaching” a su hijo Martín

Daniel Pérez Gadín entregó un escrito al juez Casanello, desligándose de las acusaciones por lavado con un insólito argumento.

Después de un mes y medio, con la declaración de Lázaro Báez, hoy finalizan las 27 indagatorias en la causa por la Ruta del Dinero K. Ayer declaró el contador Daniel Pérez Gadín, uno delos principales acusados de integrar una estructura “jurídica, societaria y bancaria destinada a lavar dinero en la Argentina y en el extranjero” entre 2010 y 2013 por unos 60 millones de dólares. “Sólo me dediqué a asesorar a Austral Construcciones y le di coaching a Martín Báez”, dijo Pérez Gadín, quien buscó desligarse pese a aparecer en un video con el hijo del empresario K contando 5 millones de dólares en la financiera SGI.

Leonardo Fariña como el financista Federico Elaskar y otros involucrados en la causa, apuntaron contra el rol protagónico de Chueco y Pérez Gadín para el armado de la estructura necesaria para las maniobras de lavado de activos. Esto es, la adquisición de la financiera SGI, de una Cooperativa y las negociaciones fallidas para la compra del banco Finansur, hoy propiedad de Cristóbal López.

El contador de Lázaro Báez negó este planteo, señalando que los dichos de Fariña y Elaskar “fueron ya desmentidos judicialmente”. Pérez Gadín aparece en las imágenes de la financiera SGI de 2012, contando cerca de U$S 5 millones junto al mayor de los hijos varones del empresario K. La explicación de Pérez Gadín, plasmada en un escrito de ocho páginas y sin responder preguntas, fue por demás insólita. “Por pedido de Báez les realicé coaching y capacitación personal a algunos de sus hijos“, a partir de allí, explicó “mis objetivos consistieron en la exploración de contactos y negocios, tanto en el ámbito nacional como internacional, acompañando a sus hijos como coach”.

A este planteo, el contador preso hace un año, añadió: “En ese derrotero, compartí especialmente con Martín, varias reuniones en las que lo acompañaba para luego trabajar su rendimiento empresario y mejorar su desempeño“. Negó cualquier vínculo con SGI, argumentando que ocupó “las oficinas contiguas” y que sólo compartían “números internos de telefonía”. En 2012 muda su empresa OACI SA a Madero Center, donde se encuentra la financiera. La fecha coincide con la imputación donde el juez Casanello consignó que las oficinas de La Rosadita eran “controladas por Pérez Gadín”.

El contador negó todo esto, reiterando que sólo se dedicó asesorar a Austral Construcciones para desarrollar “un plan de capacitación para los niveles de mandos medios y gerenciales” que desembocó en un nuevo organigrama de la firma, a la que también le recomendó “operaciones vinculadas a licitaciones internacionales y contratos petroleros“. Pérez Gadín dijo que con Báez tuvo una “relación profesional transparente” basada “en la confianza”.

Según la documentación aportada a la investigación, el contador y Chueco realizaron en el exterior 69 operaciones por 12.002.541 dólares entre agosto de 2012 y mayo de 2013. La UIF señaló que montaron una usina de empresas españolas. Pérez Gadín además, figura en la información proveniente de Suiza que confirmó 139 operaciones bancarias por 20 millones de dólares a través de Marketing and Logistic Management SA, con cuenta en el banco Safra Bank. La firma de origen panameño fue creada en septiembre de 2011, vinculada a SGI resaltando la relación comercial con Báez y Pérez Gadín, ambos presos desde el 5 de abril de 2016.

Fuente: https://www.clarin.com/politica/contador-baez-dijo-solo-coaching-hijo-martin_0_HJw2T7mMZ.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *