El Gobierno también pedirá en EE.UU. datos sobre la muerte de Nisman

Lo confirmó el ministro de Justicia a Clarín. Esta tarde se junta con un alto funcionario de Trump.

El ministro de Justicia Germán Garavano hablará esta tarde con su par estadounidense, el fiscal General Jeff Sessions, sobre una serie de pedidos que los jueces argentinos han enviado a Washington sobre el caso de corrupción Odebrecht y la muerte del fiscal Alberto Nisman, según dijo hoy a Clarín. Señaló, además, que en los últimos 20 años en nuestro país se han generado “altos niveles de impunidad”.

Garavano llegó a Washington ayer junto con el secretario de Seguridad Eugenio Burzaco para una serie de reuniones con funcionarios de varios ministerios de la administración de Donald Trump, pero el foco de su agenda será el encuentro que esta tarde tendrá con Sessions, ya que se ha generado cierta expectativa sobre la información que Estados Unidos podría entregar sobre el caso Odebrecht, la empresa brasileña que asegura que en el pasado distribuyó unos 35 millones de dólares de coimas entre funcionarios argentinos.

Mirá también

Odebrecht: De Vido le alquilaba helicópteros a la empresa del “Corcho” Rodríguez

“Vamos a hablar con Sessions y su equipo sobre una serie de rogatorias que jueces argentinos han enviado al Departamento de Justicia para colaborar puntualmente en el caso Odebrecht como en el caso de la muerte del fiscal Nisman. En ambos casos hay rogatorias, exhortos pendientes de respuesta y que es lo que vamos a plantear”, respondió ante una consulta de Clarín.

Si bien parece por ahora difícil que Estados Unidos entregue la lista con los nombres de esos funcionarios, trascendió aquí que quizás se podría avanzar en ese sentido porque el acuerdo con este país lo firmó directamente la empresa Odebrecht y no una persona en concreto, con lo que podría facilitar la difusión de los datos.

Otro tema en el que podrían indagar es si alguno de esos sobornos se pagó mediante cuentas en Estados Unidos, con lo que se podría abrir un caso distinto. Los funcionarios argentinos sólo podrán hacer presión para que se activen los mecanismos judiciales ya que al ser funcionarios políticos no pueden llevarse nada demasiado concreto en sus manos.

En el caso Nisman, se podría dar curso al pedido de que se entreguen mails del fiscal que hubieran pasado por servidores estadounidenses y también sobre el movimiento de sus cuentas bancarias radicadas en este país.

En una charla en el centro de Análisis Wilson Center de esta capital sobre la Justicia en la Argentina, Garavano señaló que en nuestro país “el sistema judicial no ha dado respuesta en términos de combatir la corrupción en los últimos 20 años y se han generado altos niveles de impunidad”. Y por eso, señaló el ministro, “hay que fortalecer la primacía de la ley y el estado de derecho no solo en materia criminal sino en todos los demás aspectos. Generar previsibilidad, reglas de juego constantes hacia el futuro”.

Mirá también

Caso Odebrecht: reparos y dudas empresarias sobre la ley de responsabilidad penal

El secretario Burzaco, por su parte, destacó la lucha contra el lavado de dinero para combatir el narcotráfico: “Si no vamos detrás del dinero es muy difícil frenar el impacto de estas organizaciones narcotraficantes. Es la primera vez que se va detrás de este aspecto”.

Además de la reunión con Sessions, la agenda en Washington de Garavano y Burzaco sigue con encuentros con funcionarios del Departamento de Estado de la Oficina de Administración para el Control de Drogas, de la Oficina de Lucha contra el Terrorismo y la de Asuntos del Hemisferio Oriental del Departamento de Estado así como con representantes de la entidad B’nai B’rith. También verán al secretario General de la OEA, Luis Almagro, y mañana se reunirán con Juan Cruz, un ex miembro de la CIA que fue nombrado hace pocos días como el encargado para el Hemisferio Norte del Consejo de Seguridad Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *